viernes, 16 de julio de 2010

Los recuerdos llevan olor

Sookie: You smell like the ocean in winter. How is that possible? Bill doesn’t smell like anything.
Eric: It’s not possible.
Sookie: You played by the North Sea as a child.
Eric: Yes. How did you know?
Sookie: I’m smelling your memories.
Eric: You can do that?
Sookie: Oh, I’ve got skills you can’t even dream of, cowboy.
(True Blood, season 3.04)

Seguro que es fácil asociar cualquier olor a un recuerdo oculto en el más recóndito lugar de la memoria. Los geranios del verano, la tormenta, su perfume en aquel primer beso, aquellos otros en los que vinieron después, el campo al anochecer, mis bebés, mis adolescentes...
Me gusta cuando descubro, mientras camino por la calle, un olor a flores que te asalta deliciosamente, o cuando entra el gato en casa y huele a la lavanda del jardín. Y el olor que te anuncia, en unos kilómetros más allá, la presencia del mar.

9 navegantes:

Pilar dijo...

Ay, los olores...cómo nos mueven emociones por dentro....Me gusta eso de "el olor que te anuncia, en unos kilómetros más allá, la presencia del mar..." Ese es mi olor a Málaga..Siempre que regreso de un viaje, respiro hondo para meterme de nuevo ese olor que tanto echo de menos...
Besos con aroma a mar ;)

Marcos Callau dijo...

Me has hecho recordar una historia. La contaré.

Hace a penas un año, un enamorado viajaba a una ciudad desconocida, en soledad, con dos billetes de ida y sin ganas de volver. En esa ciudad desconocida, en uno de sus rincones, el viento trajo el perfume de aquél amor que, en el último momento, no había viajado con él. Entonces el chico, sorprendido, se giró y gritó el nombre d ela mujer. Pero ella no estaba. Sólo había sido el viento...

Los olores tienen mucho que ver con el recuerdo...

Corpi dijo...

Sin ninguna duda los olores son potentes evocadores del pasado, quizá más que las canciones, y también capaces de retrotraerte muy atrás en el tiempo... allá, en la añorada infancia. El potente olor de los algarrobos en flor por ejemplo, es para mí un potente estimulante de la memoria que me transporta a la velocidad de la luz hacia mi pasado más lejano.
Un beso con sabor a sal.

Mar dijo...

Qué bien que me traigáis el mar, los que estáis cerca. Mucho me temo que este año ni lo oleré ni lo veré :(
Y sí el viento, Marcos, debe saber de recuerdos. Y para la persona de tu historia, nada... seguro que el viento volverá a traer otros olores y quién sabe si detrás de ellos una persona que sepa coger un billete.
Besoss a los tres, muy acalorados.

→[«JAC»] dijo...

me parece xevre tu blog.
estaba navegando por la web a ver q encontraba y me tope con tu blog qe esta bravazo.
y la verdad ....umhhhh.... si ps recuerdo los oloeres de cuando era niño y a veces quisiera volver a tener esa edad.
a. si. estoy creando mi blog y me gustaria sber q opinas. aca te dejo el link y si puedes lo revisas y me puedes decir que falta o como va
http://paginasdeunnovato.blogspot.com/.
xevre aora si ablaaaamos

Lorena dijo...

Yo, q debo ser como un pez, tengo muchísimos más recuerdos a través de los olores q de la memoria!. Así recuerdo cuando entrábamos en verano en la casa del pueblo, después de todo el invierno cerrada, ese olor a humedad lo asocio con el principio de las vacaciones, del reencuentro con mis amigos, de la libertad, la felicidad más absoluta.... Mira todo lo q puede evocar un simple olor a humedad! ;))
Lo q tiene q ser curioso es lo del olor de tus hijos... y bonito :)) Claro q los q no tenemos nos pasa lo mismo con el olor de las madres! ;)
Besazo, preciosa!

LOLITA LOP dijo...

la magia de los olores , el fuerte poder de transportarnos , de viajar sin movernos del sitio , y es que aunque hayan pasado más de 30 años sin olerlo , recuerdo hace unos 5 o 6 años en Zahara de los Atunes , el olor de las flores de la playa como me llevó a mi niñez-adolescencia a las playas de Bellreguart ... a mis veranos con mis padres , mis hermanos y mis abuelos ...


si, Mar, que poder tan fuerte ... y este post es de los que enamoran :))

Cosechadel66.es dijo...

Olores... es cierto que traen consigo recuerdos. Basta cerrar los ojos y respirar para viajar con ellos en el tiempo.

Carpe Diem

Corpi dijo...

Después de tanto tiempo, supongo que estarás disfrutando de unas merecidas vacaciones. Que las disfrutes.
Un beso