viernes, 29 de agosto de 2008

En bici

Creo que aprendí a ir en bici el verano que cumplía mi primera comunión. Por aquel entonces te regalaban una bicicleta, era de los obsequios más valiosos, no como ahora que cuando llega el día no se sabe qué regalar porque ya lo tienen todo. La mía fue blanca, una BH, y la usé durante años por toda clase de caminos y calles. Me enseñó a utilizarla mi padre y luego lo ha seguido haciendo con todos sus nietos.
Ayer mi hija pequeña dió su primer paseo. El año pasado le quitamos las ruedas pequeñas pero no se atrevió casi a cogerla. Este año ha partido de ella la idea de lanzarse a las dos ruedas y mi padre, con 80 años, le ha ayudado a dar el empujón. También ha sido su primera caída, y hasta la segunda, pero solo le falta acostarse en la cama con su bici rosa de princesas.
Quiere que demos paseos juntas ¡lo estoy deseando!

11 navegantes:

Vitore dijo...

Pues yo nunca tuve una bici. Entre que mis padres no tenían un duro y entre que heredé el triciclo de mi hermano (que tampoco tuvo bici) aprendí casi a los 16 o 17 años... Creo que he olvidado montar... Aunque dicen que no se olvida...
Empieza la Vuelta. Besos multicolores

Lucinda dijo...

Ay, esas tardes en bici, aprendiendo en el pueblo, ¡cómo me gustaban!

Cobre dijo...

Yo guardo un "bonito" recuerdo de aquellos primeros paseos en bici sin las ruedas pequeñas: la nariz torcida de un tortazo que me metí! ;)
Menos mal que lo llevo con sentido del humor y gramú! ;)

Besazos de septiembre!

Rosenrod dijo...

Jo, la verdad es que... ¡cómo recuerdo (y con nostalgia)! aquellos paseos en bici cuando era crío... Esto de la ciudad es un rollo para rememorar sensaciones como ésa...

Un beso!

Oliveria dijo...

me gustan las bicis aunque tuve una hasta los 20 porque de pequeña me caí y me rompí la cabeza, desde entonces ya no funciono bien...

un beso pequeña, escribe para saber que onda con tu vida!

Apesardemi dijo...

¡Cuantos buenos recuerdos! Mi primera bici también fue una BH, azul en lugar de blanca, luego una maravillosa bici de carreras, cuantos caminos, cuantas excursiones, cuantas caídas.

Ahora le toca a tu hija ;)

Buen día, Tha.

siouxie dijo...

El día que yo aprendí a montar en bici, creo que tuvieron que cazarme con lazo para bajarme de ella :P .

LOLITA LOP dijo...

que bonito texto Mar .... que recuerdos ... la mía era TORROT de color naranja , luego tuve una BH blanca y plata y ahora tengo una azul celeste que me regaló Pino hace tres años y que no saco de casa porque los perros me persiguen y me da miedo ....

Que bonito compartir esos momentos con la peque .


besitos

Rosenrod dijo...

¡La BH! Eso es casi casi como el abracadabra para recordar la infancia...

Tanakil dijo...

Mi primera bici también fue una BH, pero roja. Me enseñó a montar sobre dos ruedas el novio de mi madre y ese día lo recordaré siempre. Él me empujaba (sostenía la bici) y de repente oí su voz a lo lejos que decía, "¡vas sola!". Entonces de poco me la pego, jajaja. ¡Qué emoción!
Un saludo,
Tanakil.

fnaranjo dijo...

¡Hola!

(Yo... nunca tuve bici, ni aprendí a montar en ella, claro. Soy de infancia urbana y sedentaria, más bien...)